Tipos de oposiciones

Antes de comenzar a preparar una oposición debes saber cómo las podemos clasificar, de cara a elegir la más adecuada…

Locales

Ayuntamientos, Diputaciones o Universidades.

No suelen ser convocatorias con numerosas plazas, pero se presentará bastante gente, nadie renunciará a quedarse en casa.

Autonómicas

Puedes presentarte en varias, hay un grupo de temas que aparecen en todas y no suelen coincidir las fechas de examen.

 

Nacionales

El número de plazas es mayor, pero es una oportunidad por año y crece el número de competidores.

También debemos tener en cuenta que existen oposiciones que requieren una titulación específica, como por ejemplo la de Abogado del Estado, Fiscal, Economista del Estado, Ingeniero Agrícola, ATS, o la de Auxiliar de Enfermería…

Deberemos consultar las bases de cada proceso para conocer la titulación requerida.

Grupo A1

Antiguo A

Licenciados.

Grupo A2

Antiguo B

Diplomados Universitarios.

 

Grupo C1

Antiguo C

Bachiller Superior o equivalente.

 

Grupo C2

Antiguo D

Graduado escolar o equivalente.

 

Agrupaciones profesionales

Antiguo E

Certificado de Estudios Primarios.

Oposición Libre

Todos los candidatos se enfrentarán bajo las mismas condiciones a una serie ejercicios para determinar un puntuación que establecerá quien supera la nota de corte y consiguiendo su plaza.

Concurso

Proceso al que solo pueden acceder aquellas personas que tengan una relación laboral previa con la Administración – “interinos”, que se consigue por ingreso a través de las bolsas de trabajo derivadas de los procesos selectivos en las que se encuentran lo opositores que no consiguen nota suficiente para aprobar la oposicón y obtener una plaza como funcionario de carrera.

Tiene por objeto evaluar los méritos de los interinos, al puesto según la baremación establecida, que fija su orden de puntuación.

Concurso-Oposición

El proceso se compone de dos fases, la primera, la de OPOSICiÓN exactamente igual al proceso de oposición libre, a la que suma otra fase de CONCURSO en la que se tendrán en cuenta diversos MÉRITOS, como haber trabajado para la Administración, por titulaciones, cursos realizados, obteniendo puntos que se sumaran a la nota obtenida en la oposción y que dará lugar a nuestra nota final.

Los méritos que se tendrán en cuenta, se especifican en las bases de la convocatoria de cada oposición.

Promoción Interna

Proceso en el que únicamente se podrán presentar los ya funcionarios de carrera, para conseguir una plaza de nivel superior, para “ascender”.

Para poder emplear este proceso, deben cumplir los requiusitos de titulación y antiguedad que imponga la convocatoria.

Es una lástima sólo existen las difíciles y las muy difíciles.Es una lástima sólo existen las difíciles y las muy difíciles.  Las que requieren poca titulación se masifican y aunque sean muchas plazas, los opositores, con su preparación hacen que el nivel de conocimientos para obtener una plaza sea superior al de la titulación requerida por la oposición.  A medida que subimos de grupo, se requiere más titulación y normalmente el número de plazas disminuye, haciendo que quien se presenta, va a por todas y con un nivel de preparación altísimo.  Siempre debemos ser el mejor, eso lo marca la cantidad de conocimientos que poseemos y solamente conseguiremos aumentarlos a base de preparación preparación y preparación.

Conclusión: no hay ninguna fácil, si la hubiera todos seríamos funcionarios.