¿Qué es una oposición?

Es una dura forma de selección para conseguir un trabajo

Es una forma de conseguir un empleo fijo y seguro, con menos inversión de tiempo y dinero que siguiendo otros estudios.

Es, no la ideal, pero sí la única forma objetiva de selección de personal que utilizan las Administraciones Públicas para cubrir sus millares de puestos de trabajo.

Oposición viene de “oponerse“: cada aspirante se opone noblemente a los demás con sus conocimientos y su preparación.

  • Es un examen en el que no logra la plaza el bueno, sino el mejor.
  • En una oposición no se puede hablar de “aprobado” o “suspenso”, sino de “plaza” o “paro“.

¿Por qué opositar?:

Porque para solucionar tu vida no tienes muchas opciones honradas:

  • O eres millonario de cuna: Los ricos no opositan.
  • O iniciativa personal: Mucha imaginación, mucho riesgo y esfuerzo, pero poco crédito para realizar ideas nuevas.
  • O empresa privada: Sujeción, esfuerzo, horario duro, falta de consideración y de seguridad en el empleo.
  • U oposición: Empleo fijo y seguro; posibilidad de rápida emancipación; horario, generalmente, de mañana; trabajo cómodo y con posibilidad de promoción interna.

¿Cuánto tiempo se necesita para aprobar una oposición?

El tiempo de preparación, desde que se anuncia la convocatoria hasta que comienzan los exámenes, es claramente insuficiente para la mayoría de los aspirantes.

Una oposición debe comenzar a prepararse desde el mismo día en que, después de bien informado, uno decide lo que puede y realmente quiere ser. Cada día se puede y se debe saber algo más.

Una oposición termina de prepararse el día en que se logra plaza, pues no es ni un cursillo ni la preparación para un examen de Universidad o Bachillerato, donde el nivel lo pone el profesor y los aprobados son ilimitados.

En oposiciones, el nivel, para conseguir plaza, lo ponen los propios opositores, limitándose el tribunal a examinar y conceder las plazas por orden de puntuación, sin que, en ningún momento, otorgue más puestos de trabajo que el número de vacantes convocadas. Por eso decíamos antes que no consigue plaza el bueno, sino el mejor, el que hace mejores exámenes que el resto.

¿Cuántos alumnos nos aprueban?

Esta pregunta es típica y sólo tiene una respuesta, los mejores, los que más han trabajado y por lo tanto se merecen “su plaza”, en una oposición no existe el aprobado.

Nosotros no somos los número uno, hay muchos que dicen serlo, nosotros procuramos que nuestros alumnos obtengan su plaza, a los opositores de verdad, no a los que creen que una oposición es un curso de la universidad, con convocatorias, vacaciones y demás, porque con esa filosofía es muy difícil sacar una oposición.

Después de tantos años podemos decir que hemos tenido alumnos que han sido los número 1, 2, 3…etc. a nivel nacional, autonómico o local, pero también hay muchos que no lo han conseguido, las explicaciones son las mismas, el horario, los preparadores, pero nosotros sólo ayudamos al que de verdad quiere sacar una plaza y pone los medios para ello, simplemente con acudir a clase no es suficiente.

Es cada opositor el que saca su plaza, en el momento en que está maduro para ello, cuando sabe lo suficiente.

¿Han cambiado las oposiciones?

A partir de la Ley 30/84 de Medidas para la Reforma de la Función Pública, se han producido cambios fundamentales que ofrecen mayores garantías al opositor:

  • Mayor concentración del número de plazas vacantes.
  • Seguridad en la periodicidad de convocatorias.
  • Generalización de las pruebas en oposiciones afines.
  • Mayor imparcialidad en la corrección por procedimientos informáticos.

Más información